Entradas

CAPÍTULO UNO

Imagen
Quizá tenía que ocurrir el final para que viera la luz el comienzo.
Todas las historias tienen un final y todos los finales son inacabados de un modo u otro, ocasionando así que todo final dé pie a un nuevo comienzo en el entretejido de la trama misma del tiempo.
Quizá tenía que acabar lo nuestro, despertar del sueño, para que yo tuviera algo que decir ahora, aquí y así.
Nuestra historia comienza el día que nos dijimos adiós, un veinte de septiembre, a casi un mes de haber cumplido un año de virtual matrimonio.
Lejos estoy de pretender escribir las memorias de un avatar adolorido y, este que ahora intitulo "capítulo uno", lejos está de ser nada más que el simple arranque de un estado de ánimo en la complejidad de la trama de mi existencia virtual en el maravilloso metamundo de Second Life, mi segunda patria. Este capitulo inicial marca el comienzo y la meta de un nuevo derrotero trazado bajo el cielo de mayo.


Sueños que van y vienen

Imagen
Regresé a Second Life en abril de 2017, con la firme idea de construir un sueño o un conjunto de sueños.
A diferencia de otras veces, mi regreso a este metamundo no obedeció a la sola curiosidad por lo que puede hacer la tecnología, o por evadir la realidad y hallar alguna manera de paliar los dolores emocionales resultantes del duelo, de la ausencia; tampoco como una suerte de terapia ocupacional. Esta vez me propuse construir una familia, un negocio, tener hijos, propiedades y, paso a paso fue ocurriendo cada cosa. Conocí a Alfred Steppenwolf quien se convirtió en el padre adoptivo de Stella y mío. Él se casó con Femilena y por ella conocí a Rosalía, mi prometida. Femilena fue además mi amante y quedó preñada de mí; sin embargo, Alfred no vio con malos ojos que ello pasara, al contrario, al fin todo quedaba en la familia.
También por Femilena conocí a mi ardiente amante Melissa y Stella conoció a su tímido novio Iruzam.
Así, la familia Steppenwolf-Mayo ha crecido hasta conformarse …

Rompeolas

Imagen
8 de febrero de 2018

A veces ando por la vida, regalando versos como estos, quizá breves, simples sonetos, a las musas que me brindan su sonrisa.
No es cosa de todos los días. Aun cuando son ocurrencias de hogaño, son impulsos contenidos de antaño provocados por tu andar sobre la vía.
Tu sensualidad es cosa seria como sensual es tu ceño concentrado en cualquiera que sea la materia.
En tu boca, el verbo hace feria donde concurre el beso enamorado. En tal dique rompe la ola del deseo almibarado.

De las casas a la Casa Steppenwolf

Imagen
Sí, ya sé que aún sigo debiendo mis publicaciones sobre lo que va sucediendo en mi vida y la de mi familia en Second Life; pero, la verdad no ha sido fácil organizar dos vidas paralelas y sobre todo establecer la línea divisoria entre lo que parece ficción y lo que parece realidad. Y ojo a lo que digo, "lo que parece ficción y lo que parece realidad".
Puedo hacer un apretado resumen; pero, perdería la esencia, creo, de lo que pretendo y lo que he hallado en este mundo virtual o, para mejor definición, metamundo.
He venido dando tumbos, literalmente, tanto dentro de la virtualidad animada como dentro de la virtualidad narrativa. Escribo barruntos de historias y no acaban de convencerme cuando, desde dentro mismo de SL, día tras día, incesantemente, me suceden nuevos y repentinos hallazgos, conocimientos, sorpresas, incluso respecto de mí mismo y lo que voy aprendiendo así en relación a mis propias habilidades como en lo referente a otros avatares. SL puede ser una verdadera …

El Narrador o el fuego del Santo Helmo, a manera de preámbulo

Imagen
Al fin me he decidido a trazar las primeras líneas de esta ¿historia? Sí, en cierto modo. He barruntado por mucho tiempo, pergeñado ideas sobre cómo, qué poner en este sitio.

Primero tuve la ocurrencia de pensar todo como una novela, un libro completo, con principio y final. Pero, al comienzo, las aventuras eran escasas o de poco interés. Luego, tracé una trama para contar la historia de mi familia, mi origen y derroteros. Sin embargo, ahora la celeridad con que ocurrieron las cosas desde que regresé a Second Life en abril de 2017 se impusieron y el proyecto quedó en eso, nada más, de promesa en promesa, como en el cuento de Pedro y El Lobo; pero, el lobo, hoy, ya está aquí.

Después pensé escribir estas entregas como eso, entregas de una novela por episodios. Otra vez resultaba poco apropiado. Qué contar, cómo lidiar con la ficción y la virtualidad de la realidad, si cabe decirlo así; de lo vivido en mi existencia paralela. Deseché entonces la idea.

Pensé más tarde elaborar una novela il…

El Calavera

Imagen
31 de octubre de 2017
Beggar, fino calavera,
prostituto por vocación,
gustaba diablas por fruición,
pero, encontró a Femilena.

Enamorado hasta lo hondo,
sintió estremecer sus huesos
cuando a la Parca dio besos
por andar él de cachondo.

—Así te quería yo agarrar!—
gritó Rosalía, su novia,
con reacción por demás obvia.
—¡Corre, que esta te va a matar!—

exclamó, ay, la huesuda
bien sonriente por su maldad.
—Este es mío, pura verdad—
dijo la Muerte desnuda.

Murió Beggar, calavera,
y el poeta epitafio escribió:
“A saber a cuántas amó,
pero esta le dio tijera”.

+ Beggar Mayo Slaegon +

Calavera siberiana

Imagen
31 de octubre de 2017
Siberiana, Femilena vagaba por su Second Life cuando de pronto, ella ¡paf!, cavó su tumba en la arena.
En tan locuaz mundo virtual, ella conoció a Beggar y con él formó lindo hogar volviéndose de él cenital.
Mas, he aquí que la Parca, celosa de la rusita, planeó tenebrosa cita abordo de lerda barca.
—¿Qué quieres, cielo o Hades?— preguntó la infame Muerte. —Sea yo de un lobo en suerte. Y así la ligó con Alfred.
Con amor rabioso, lobo mordisqueó a la pelirroja y a avatares que ella aloja. —¡Esta la como en adobo!
Así pudo la Catrina cargarse con la dulce Fem. En fría tumba yace bien esta siberiana fina.
+ Beggar Mayo Slaegon+