De las casas a la Casa Steppenwolf

Nuestra vida en SL ha transcurrido desde una serie de casas hasta conformar
La Casa Steppenwolf

Sí, ya sé que aún sigo debiendo mis publicaciones sobre lo que va sucediendo en mi vida y la de mi familia en Second Life; pero, la verdad no ha sido fácil organizar dos vidas paralelas y sobre todo establecer la línea divisoria entre lo que parece ficción y lo que parece realidad. Y ojo a lo que digo, "lo que parece ficción y lo que parece realidad".

Puedo hacer un apretado resumen; pero, perdería la esencia, creo, de lo que pretendo y lo que he hallado en este mundo virtual o, para mejor definición, metamundo.

He venido dando tumbos, literalmente, tanto dentro de la virtualidad animada como dentro de la virtualidad narrativa. Escribo barruntos de historias y no acaban de convencerme cuando, desde dentro mismo de SL, día tras día, incesantemente, me suceden nuevos y repentinos hallazgos, conocimientos, sorpresas, incluso respecto de mí mismo y lo que voy aprendiendo así en relación a mis propias habilidades como en lo referente a otros avatares. SL puede ser una verdadera vorágine.

Sin embargo, como decía en una anterior entrega, puedo asentar que ya estoy en posibilidades y con una mejor y más clara idea de por dónde puedo encaminar estos apuntes "Bajo el cielo de Mayo". Pues he podido poner en la balanza y en el mismo cazo lo mismo el amor que el desamor, la esperanza que la desesperanza, los sueños y las crudas realidades que, también, ocurren dentro del mundo virtual.

¡Sí! Como lees, amigo lector. Aunque tendemos a ver SL como un mundo ficticio, un juego producto de la tecnología, muchas de las cosas que ocurren adentro tocan los linderos de la realidad de maneras inimaginables y justo de eso irá tratando este espacio que ya, ¡al fin!, le veo más cuerpo y sustancia.

Para empezar, no por el comienzo, el primer paso será compartir contigo mis primeros videos un poco más en forma. Porque también esa ha sido una de mis metas, incursionar en la llamada "machinima" que es la creación de videos con elementos de animación 3D. En la columna de la derecha de este blog, al que todavía le faltan muchos arañazos de gato, encontrarás los vínculos tanto a mi canal digamos erótico como al principal en YouTube, donde ya he subido mis primeras modestas aportaciones.

Dichas aportaciones se relacionan con mi afán por construir la casa principal de mi familia. Y esto me lleva a contar brevemente sus antecedentes, los que de plano nunca podrás ver aquí como crónica o con un orden lineal, secuencial.

Mi hermana Stella y yo, tiempo atrás, cuando trabajábamos como éscorts en un sim que ya no existe denominado Big Bang, necesitábamos un lugar dónde vivir, dónde cambiarnos de ropa en privado, porque a veces los sanboxes no son muy confortables o distraen de la tarea de arreglar los atuendos y el inventario. A Stella, sobre todo, le incomodaba cambiarse a la visa de todos, mujer vanidosa y pudorosa al fin.

En los sandboxes conocí yo a muchos de los amigos, de las clientes y algunas de mis amantes. Así que yo no podía quejarme; pero, respetaba y respeto el pudor de mi Stella tanto como el de cualquiera.

Renté entonces un departamento muy bonito, confortable y barato, una skybox, en otro sitio que tampoco existe ya Rock & Bay. Tras una diferencia con el propietario, decidí hacerme de una propiedad; pero, entonces todavía no tenía mucho dinero. Preguntando aquí y allá conocí a Kayla Kaminsky dueña de una inmobiliaria y ella, amablemente, nos prestó su casa Linden para vivir en ella mientras ahorrábamos para rentar en otro sitio mejor o comprar un terreno, para lo cual tenía que convertirse alguno de nosotros en Premium. Decidí hacerlo yo. Así, Kayla se convirtió en nuestra "hada madrina" y más tarde en "socia" de nuestro negocio: Steppenwolf's Beach Resort & Spa, un sitio creado no solo para habitarlo nosotros, amorosamente, sino para el descanso, el esparcimiento y el romance.

Beggar y Stella Mayo Slaegon en nuestro apartamento en Rock & Bay

Luego de algunos meses experimentando lindas cosas en ambas casas, de las que ya iré detallando memorias en otros momentos, conocí a Alfred Steppenwolf, mi padre adoptivo. Digo conocí porque, una es la historia de mi biografía y otra como suceden las cosas en Second Life. La primera es, digamos, una especie de versión literaria; pero, la segunda, es como la realización de los sueños plasmados en esa versión literaria. Por eso comencé como hice esta entrega.

Alfred Steppenwolf y su esposa Femilena construyendo la segunda casa de la familia,
construida en un terreno en la región Wedgewood.

La casa que construyó Femilena en el terreno de Wedgwood.


La casa familiar construida por Alfred y Femilena en la parte posterior de la colina Steppenwolf,
donde está asentado Steppenwolf's Beach Resort & Spa, con vistas tanto al amanecer como al atardecer.

Steppenwolf's Beach Resort & Spa comenzó con cuatro pequeños bungalows para rentar
y como sitio turístico donde contar la historia de la familia Steppenwolf.
La Torre Steppenwolf es el emblema y foco principal de nuestras raíces familiares.

Con esa palabra, "entrega", puedes darte cuenta amigo lector, que todavía me cuesta trabajo definir si esto son memorias, apuntes, narraciones, retratos, bitácora, diario o novela. Por eso es que opté por este formato y los contenidos, por sí solos, lo sé, irán encontrando acomodo y lógica con el tiempo; cada cual con su peso, fuerza y alcance específicos.

En fin, de aquel primer departamento y pasando por Kayla y Alfred, hoy todos formamos una linda familia. Familia que algunos encontrarán prosaica o incluso proclive a la promiscuidad. Ya iré describiendo situaciones que apoyarán, para algunos, esta última idea de orden quizás inmoral, aunque yo lo considero amoral desde la misma perspectiva de la virtualidad.

La segunda casa, ya propia, la tuvimos en un terreno propio, en la región de Dawson, que luego vendimos, pero fue casa comprada, ya hecha. Luego en otro terreno un poco más grande, en Wedgewood, que también vendimos. Femilena construyó, o mejor dicho, remodeló ahí una casa nueva.

Tras mudarnos a nuestra colina que hemos comprado pedazo por pedazo hasta abarcar dos regiones, Morgan Pass y Borgenite, y así hacernos de un estado: Steppenwolf Estate, nuestra tercera casa fue construida por Alfred y Femilena, con la colaboración mía y de Stella. Alfred la diseño con sus habilidades plásticas de arquitecto, fotógrafo y pintor. Al crecer el espacio y destinar parte para las casas que rentamos, se hizo necesario replantear dónde vivid. Así, Alfred y yo estamos diseñando una nueva casa principal que pretendemos hacerla con características "mesh", o sea, como objetos hechos a partir de una malla geométrica que permite la reducción de costos y prims (la medida básica para el control de lo que se puede o no se puede hacer en SL).

Beggar y Stella Mayo, con su recién hallado padre adoptivo Alfred Steppenwolf
en su primera casa propia levantada en la región Dawson.

Esta familia, pues, pasó de rentar un modesto apartamento a ser dueña de toda una colina y rentar casas baratas a otros y a construir la propia casa. Pero, como no somos diseñadores, estamos aprendiendo y el video que aquí muestro y otros más los he hecho para: 1) presentarme, 2) mostrar las experiencias construyendo y 3) servir de muestra de cómo se puede ir aprendiendo, disfrutando de muchas maneras en Second Life.

Lejos estoy de pretender enseñar a otros que están más dedicados a estos menesteres. No obstante, de eso trata SL, de compartir y de intercambiar experiencias, conocimientos, sentires. A veces a modo de un cuento, a veces así, como ahora, con breves y salteados pespuntes de una historia que se va construyendo, como la vida misma, sobre la marcha.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

CAPÍTULO UNO

Sueños que van y vienen