Rompeolas



8 de febrero de 2018


A veces ando por la vida,
regalando versos como estos,
quizá breves, simples sonetos,
a las musas que me brindan su sonrisa.

No es cosa de todos los días.
Aun cuando son ocurrencias de hogaño,
son impulsos contenidos de antaño
provocados por tu andar sobre la vía.

Tu sensualidad es cosa seria
como sensual es tu ceño concentrado
en cualquiera que sea la materia.

En tu boca, el verbo hace feria
donde concurre el beso enamorado.
En tal dique rompe la ola del deseo almibarado.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

De las casas a la Casa Steppenwolf

CAPÍTULO UNO

Sueños que van y vienen